Dieta proteica para bajar de peso: ponte en forma

Cada día aparecen más y más dietas diferentes en la red. Los usuarios imitan a estrellas del mundo del espectáculo y personajes famosos y se esfuerzan por ser como ellos en todo, incluida la dieta. No todos estos experimentos terminan bien porque hay que tener en cuenta las características de su cuerpo, las enfermedades existentes, etc. La práctica demuestra que una dieta con proteínas tiene la menor cantidad de consecuencias desagradables.

¿Cuál es la esencia de una dieta proteica?

De hecho, la nutrición proteica no es nada nuevo en dietética. Una variedad de dietas diferentes se basan en esto: el Kremlin, Ducan, Atkins, etc. Todas tienen un objetivo: aumentar la cantidad de proteínas en la dieta y reducir la cantidad de grasas y carbohidratos. Esto tiene su propio significado, porque cuando se le retiran los nutrientes más importantes, el cuerpo comienza a extraerlos de sus reservas para utilizar las fuerzas de reserva, los odiados depósitos de grasa. La proteína no le permite perder masa muscular porque actúa como material de construcción de estos tejidos y con ellos los huesos.

Es decir, perder peso no solo pierde kilos de más, sino que también recibe un alivio agradable, pero de alguna forma, siempre que vaya al gimnasio o realice alguna otra actividad física. Como ves, la dieta tiene muchas ventajas y ventajas frente a otros sistemas nutricionales, pero no todo es así de sencillo. La proteína aumenta inevitablemente la carga de trabajo de los riñones, por lo que debe abordar su dieta con precaución. Y, por supuesto, al comer solo una pechuga de pollo o beber un vaso de leche al día, no morirá de hambre. La dieta para adelgazar no promete ser rápido, pero el resultado obtenido se puede guardar durante mucho tiempo.

Productos permitidos

Niñas con dieta proteica

Hay que decir que esta es una de las pocas dietas con una amplia variedad de alimentos permitidos. La práctica demuestra que la peor persona tolera el rechazo de la carne, y aquí esta comida es la más importante. Aquellos con un gusto por lo dulce lo pasan más mal, porque los dulces, pasteles y tartas, pasteles diversos y pasteles ricos en carbohidratos simples están completamente excluidos. A menudo son los culpables de la obesidad. Por lo tanto, para consolidar el resultado logrado, es necesario revisar completamente el enfoque de su dieta para comprender qué no pertenece en absoluto al menú, pero qué se puede dosificar de vez en cuando.

Productos permitidos:

  • carne y pescado

    Dada la opción, es mejor detenerse en la última opción, ya que la proteína de los habitantes de los mares y ríos se absorbe mucho mejor y más rápido. Puedes usar todas las variedades, e incluso los ácidos grasos son preferibles, porque los ácidos grasos poliinsaturados que contienen son increíblemente útiles para el organismo, además, no aumentan el colesterol en sangre, sino que lo bajan. Para la carne, se aplica el principio opuesto: debe elegir variedades magras: carne de res, ternera, conejo, etc. Según los científicos que publicaron su investigación en el Journal of Research in Medical Sciences, la carne rica en hierro actúa como una prevención contra la anemia y enfermedades neurodegenerativas;

  • Huevos

    Este producto, que alguna vez estuvo inmerecidamente en la lista negra, finalmente está siendo rehabilitado. Se ha comprobado que los huevos no aumentan el colesterol en sangre y solo benefician al cuerpo humano si no se abusa de él;

  • Productos lácteos y productos lácteos fermentados

    No toda la leche es absorbida por el cuerpo, pero los productos lácteos fermentados pueden ayudar a perder peso y también mejorar el funcionamiento del tracto gastrointestinal, todo gracias a las bacterias amigables que contienen. Por lo tanto, es posible corregir la figura y aumentar la inmunidad. El requesón y el queso son otra variedad que puede incluir activamente en su dieta.

  • Grano

    Y aunque la esencia de la dieta es reducir la cantidad de carbohidratos en la dieta, los expertos no recomiendan abandonar los tipos complejos. En cualquier caso, el cuerpo necesita carbohidratos; después de todo, eso es energía, mucha vitalidad, pero los carbohidratos complejos que lo mantienen lleno durante mucho tiempo ayudan a prolongarlo. Puede cocinar y cocinar todo tipo de cereales: cebada, avena, arroz, trigo sarraceno, etc . ;

  • vegetales y frutas

    Mucha gente subestima los beneficios de estos productos, pero sin resultado. Y aunque una manzana o una pera no pueden sustituir una comida completa, estos productos aportan al organismo fibra, esencial para la digestión normal y la motilidad intestinal. Idealmente, use verduras y frutas como refrigerio;

  • Aceites vegetales

    Y nuevamente, a primera vista, la comida no es adecuada para bajar de peso, pero no lo es. Al igual que con los carbohidratos, no puede prescindir de la grasa por completo. Es mejor reducir la cantidad de animales, pero abandonar las plantas. Además, constan en un 80% de los ácidos grasos poliinsaturados antes mencionados, que no impiden que pierdas peso.

Menú de muestra para adelgazar

En principio, adelgazar puede maniobrar de forma independiente y a su propio criterio entre toda esta variedad de productos, alternarlos, combinarlos, mezclarlos a voluntad. Lo más importante es seguir el principio de cualquier dieta de consumir menos calorías de las que consume; una consulta con un nutricionista lo confirmará. Pero incluso sin tediosos cálculos, esto es fácil de lograr si te levantas de la mesa con un poco de hambre y no comes nada 4 horas antes de acostarte.

La dieta proteica para adelgazar tiene un menú muy rico y variado. Aquí hay tres opciones para cada comida:

Desayuno:

  • Tortilla.
  • Lengua hervida con una rebanada de pan integral, aceitunas y lechuga.
  • Gachas de leche con frutos rojos.

Todas estas opciones van acompañadas de té.

Cena:

  • Filete de ternera con ensalada de verduras frescas.
  • Pechuga de pollo guisada con verduras y marisco.
  • Pescado y verduras al vapor.

Bocadillo de la tarde:

  • Muesli con yogur.
  • Cazuela de requesón.
  • Manzanas al horno.

Cena:

  • Filete de salmón al horno con verduras.
  • Sopa de pechuga de pollo.
  • Chuletas al vapor con arroz hervido.

Recetas de nutrición proteica

Plato de dieta proteica

Cuando una persona se acostumbra a comer de manera monótona, le resulta difícil adaptarse. Parece que encontrar algo nuevo es difícil y no es fácil darle vida. De hecho, hay muchas recetas que son fáciles y sencillas de realizar, y económicas en un sentido material.

Caballa a la plancha

Que necesitas:

  • pescado - un cadáver;
  • cebollas - una cabeza;
  • Sal, especias;
  • Jugo de limon.

Lavar el pescado y cortarlo a lo largo por la mitad. Sazone con sal y rocíe con jugo de limón. Pelar la cebolla y cortarla en aros. Coloque dos mitades en la parrilla, espolvoree con cebollas y hornee hasta que estén tiernas. Si no hay parrilla, use el horno.

Ensalada casera

Que necesitas:

  • salmón ligeramente salado - un trozo pequeño;
  • Aguacate - 1 pieza. ;
  • toronja roja - la mitad;
  • queso azul u otro - 100 g;
  • Tomates cherry - 4 piezas;
  • Huevos de codorniz - 3 piezas;
  • Jugo de limon;
  • Sal, azúcar al gusto;
  • pimienta negro;
  • Aceite de oliva.

Cortar el salmón en cubos, hervir, pelar y picar los huevos. Pelar el aguacate, quitarle las espinas, cortarlo en pétalos, quitar la piel y el plato del pomelo, picar. Corta el queso en cubos, corta los tomates por la mitad. Mezclar todo y sazonar con jugo de limón, aceite y especias.